lunes, 2 de agosto de 2010

Diente de León

Diente de león

Taraxacum officinale
Familia: Asteraceae


Características: hierba perenne, con raíz grande y profunda contiene un latéx amargo, hojas simples cortadas profundamente, espatuladas, dentadas y también de un peculiar sabor amargo.
Las flores son la parte superior, inflorescencia: cabezuela formada por muchas “florecillas” amarillas, su fruto es un vilano, que al madurar vuela por la acción del viento. Su semilla es amarilla y larga.
Hábitat: nativa del mediterráneo europeo y de Norteamérica, se encuentra en todo el mundo en las zonas templadas y praderas. En Costa Rica se encuentra en las zonas altas, por ejemplo en San Pedro de Montes de Oca, Cartago, Zarcero, San Rafael de Heredia y El Monte de La Cruz. Se considera que no crece en lugares más bajos de 1100 msnm.



Usos medicinales:
su uso oficial en la farmacopea europea es como diurético, laxante, colagogo (estimula y aumenta la secreción de bilis), antirreumático, se comercializa en formulaciones alopáticas y homeopáticas. Se recomienda su uso como jarabe, tintura e infusión.
Tradicionalmente en Costa Rica, las hojas se consumen frescas (2 hojas en ayunas) para los desórdenes hepáticos, cálculos hepáticos y biliares, cirrosis hepática además para desórdenes urinarios y renales. La raíz en decocción (2 a 8 gramos por taza de agua, por 5 días) se utiliza para afecciones pulmonares como asma; gastrointestinales como: diarreas, gastritis, estreñimiento, indigestiones. También para la hipertensión. Las hojas en cataplasma, en jugo o decocción, se aplican tópicamente para verrugas. Empleada también como laxante y aperitivo.


Análisis Químico:
la raíz contiene 10% de un producto amargo la taraxina, 40% de inulina, 12−15% de proteínas (colina, inosita, resina, grasas, carotenos, taninos) Además: levulina, amigdalina hidrolasa, arnidiol, amirenol, frustuosa y los ácidos: nicotínico, melísico, oleico, linoleico, linolénico y cerótico. Las hojas contienen alcohol cerílico, triterpenos, lactucerina, flavonoides y cumarinas. Así como potasio y sodio. En las flores b−amirina, β−sitosterol, luteína, taraxantina, taraxieno, flavoxantina, arnidiol y faradiol.


Actividad biológica:
ensayos realizados en ratas demostraron que “diente de león” tiene un efecto hipoglucémico, ligeramente laxante y antiinflamatorio.


Otros usos
: en veterinaria se usa en forma de pomada para las ubres inflamadas.


Contraindicaciones.

• Diente de león se debe evitar en individuos con alergias conocidas a la miel, manzanilla, crisantemo o cualquiera de los miembros de las plantas de la familia Asteráceas. Tipo de alergia más común es la dermatitis.
• Debe usarse con precaución en pacientes son insuficiencia renal. Debido a sus propiedades diuréticas (incremento en la micción) ya que reduce los niveles de potasio en la sangre.


Curiosidades.

• Aunque las espinacas tienen la fama de ser la verdura que contiene más hierro (1,5 mg por cada 100 g de planta fresca), en realidad son superadas por otras plantas que contienen mucho más que estas. La primera de todas es el diente de león (3, 10 mg por cada 100 g de planta fresca).
• El diente de león, junto con el calcio, contiene bastante fósforo, por lo que comer esta verdura nos ayudara a mantener nuestros dientes, huesos y pelo en mejores condiciones.
• Las hojas de esta "mala hierba" constituyen una de las verduras silvestres más interesantes.


Referencia: Navas Rodríguez, H. La utilidad de las plantas medicinales en Costa Rica.1era Edición , 6ta Reimpresión.Editorial Universidad Nacional (EUNA). Heredia, Campus Omar Dengo. 2007. Pp: 72/74

1 comentario:

  1. Las raíces de Diente de León son utilizadas principalmente para ayudar al buen funcionamiento del hígado y de la vesícula biliar.

    ResponderEliminar